Descubrimiento continuo para los paladares exigentes desde 1912

Quienes han educado su paladar a lo largo de los años y han aprendido a apreciar una copa de cognac, reconocen de inmediato el nombre Martell Cordon Bleu, que durante cien años ha destilado en el contenido de una copa, la infinita riqueza de un brevaje raro, de elegancia y fineza insuperables. Desde que se creó, en 1912, se convirtió en un ícono para los exigentes amantes del cognac y hasta ahora probarlo significa un descubrimiento eterno de nuevas sensaciones, la revelación de nuevos aromas y por ende, nuevas historias. 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Y como un centenario es digno de conmemorar, Martell ha diseñado una edición limitada, de este licor insignia.

 

Martell Bleu

Cuando Edouard Martell creó el Martell Cordon Bleu, optó categóricamente por el azul como el color de la Casa, –con el cual se ha asociado la marca desde 1848–, como un reconocimiento a los antepasados marinos y a su propio comienzo en el comercio del añil.

Asimismo, eligió darle el nombre propio de «Cordon Bleu», para romper con los convencionalismos de la época, que consistían en sólo combinar el nombre de la Casa con la calidad del cognac.

Se necesitaron dos años para elaborar y perfeccionar el Martell Cordon Bleu, una mezcla de más de cien aguas de vida, seleccionadas cuidadosamente, contenidas en una sobria botella, adornada con una etiqueta y un moño azul.  El lanzamiento oficial tuvo lugar en Monte-Carlo en 1912, nació Martell Cordon Bleu, en el lujoso ambiente del Hôtel de Paris.

Pero eso no quedó en el pasado, y nunca se ha dormido en sus laureles. Así como la compleja y extraordinaria mezcla de Martell Cordon Bleu obtuvo una aclamación instantánea en 1912 entre los conocedores mundiales de cognac, su éxito nunca ha disminuido.

 

La edición centenaria

Entrando de lleno a la nueva botella Cordon Bleu, ésta conserva la esencia original, vestida totalmente de azul, con una insignia de plata del centenario, el sello, el cuello y la tapa acentúan y enfatizan el azul profundo y luminoso de la botella.

La edición limitada se presenta en una caja de regalo de plata y a cuadros, embellecida con las fechas claves de Cordon Bleu y viene con un montre -una botella miniatura reservada tradicionalmente para la degustación de los maestros de la cava. Contiene una selección notable del agua de vida antigua, mezclada especialmente por el maestro de la cava Benoit Fil, la cual proviene exclusivamente de Borderies –la cosecha más selecta de la región de cognac– dándole a Cordon Bleu su carácter complejo y elegante.

Para el conocedor de Martell Cordon Bleu, su esencia se basa en su composición.  Es un cognac de inigualable elegancia y complejidad aromática.  De las seis cosechas en la AOC (Control de Nombre Original), Martell ha seleccionado cuatro de las principales: Grande y Petite Champagne, Fins Bois y Borderies.  Es esta última y la más pequeña –representa sólo un cinco por ciento de todo el viñedo Charente– la que tiene el verdadero sello de la Casa de los cognacs. Sus aguas de la vida están marcadas por la redondez y suavidad y por aromas florales que evolucionan a través del tiempo hacia tintes de fruta acaramelada y especias dulces. Estas cualidades se combinan en forma admirable con la fuerza y estructura de las aguas de vida de Grande y Petite Champagne, y con el ligero sabor de fruta del agua de vida de Fins Bois.

 

Composición paciente

Martell practica la llamada «destilación doble», un proceso que utiliza vinos que han eliminado el aire durante la vinificación y que sólo usa lo óptimo: el ¨cœur de chauffe¨.  El agua de la vida que surge del alambique se conserva en viejas barricas de roble de grano fino, donde lentamente concentran sus aromas al contacto con la madera.  Después de décadas de silencio en las cavas, finalmente emerge para formar la mezcla de un cognac Martell.

Este elíxir es el resultado de un proceso de mezclado dirigido por Edouard Martell y su maestro de la cava, Auguste Chapeau, de 1910 a 1912, dando como resultado una composición de más de cien aguas de vida, marcadas por la elegancia y finura del agua de vida de Borderies.  Desde entonces, Cordon Bleu ha permanecido fiel al estilo original.  Y si los primeros conocedores apreciaban el mismo cognac, de igual forma que los conocedores actuales, es debido a que cada generación de maestros de cava ha contribuido, con una habilidad y consistencia consumadas, a asegurar la permanente calidad de Cordon Bleu.

 

En la boca

Cordon Bleu ofrece al paladar una destacada sensación de redondez y suavidad, amplificada por las elegantes aguas de vida de Borderies y un terminado largo, marcado por el olor a fruta, fuertes tintes de ciruela, naranja acaramelada y canela.

¿Te animas a consentir tu paladar para una ocasión especial? Puedes encontrar el Martell Cordon Bleu en La Europea, Palacio de Hierro, Liverpool, Costco y Bodegas Alianza. Precio: 2,150 pesos

 

Anuncios

Acerca de TheKewlGang

Profesional gestor de contenidos con más de 15 años de experiencia en medios. Siempre en busca de la reinvención y de diversas maneras de informar sobre lo que importa en el momento que importa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: